Por qué la sangre que obtenemos gracias a las donaciones es destinada al tratamiento de muchas enfermedades que producen anemia y en el tratamiento de distintos tipos de cáncer, así como a intervenciones quirúrgicas, trasplantes de órganos y tratamiento ante accidentes, hemorragias y quemaduras.

Podemos ser más concretos:

1 de cada 10 personas admitidas en un hospital necesita sangre.

Cada 3 segundos alguien necesita sangre.

1 de cada 2 personas residentes en España necesitará sangre alguna vez en su vida.

Sólo el 5% de los posibles donantes da sangre al año.

Todo el proceso de donación, incluido el reposo, no dura más de 30 minutos.

450 ml de sangre puede salvar hasta 3 vidas ya que al llegar al centro de transfusión es dividida en 3 componentes: hematíes (glóbulos rojos), plasma y plaquetas que se transfundirán a cada enfermo en función de sus necesidades.